El primer Congreso Ibérico de Gestión y Planificación del Agua celebrado en Zaragoza en 1998 supuso un hito en España y Portugal: un auténtico foro de debate trasversal e interdisciplinar en el que participaron profesorado e investigadores universitarios, técnicos de administraciones públicas y representantes de colectivos sociales y ciudadanos. Bajo el lema “El agua a debate desde la Universidad: Por una nueva cultura del agua” y con el apoyo de los rectores de más de sesenta universidades de España y Portugal, cientos de participantes cuestionaron el paradigma hidráulico dominante y defendieron una nueva manera integradora y sostenible de gestionar nuestros recursos hídricos.


El I Congreso Ibérico supuso, además, la culminación de un movimiento de resistencia a la destrucción de los ecosistemas acuáticos ibéricos y la pérdida de referencias culturales y ambientales relacionadas con sus ríos, en el marco del llamado paradigma hidráulico. La Fundación Nueva Cultura del Agua (FNCA) nace en ese momento como resultado de la reflexión y el apoyo del entorno académico a los movimientos ciudadanos que se oponían a los grandes trasvases e infraestructuras hidráulicas por los potenciales impactos negativos sobre las cuencas hidrográficas de los ríos ibéricos.


A partir de esta fecha la FNCA asume la responsabilidad de organizar un Congreso cada dos años, en España o Portugal,dando así lugar a una tradición de intercambio de ideas y experiencias entre especialistas en cada una de las áreas relacionadas con la gestión del agua: socio-cultural, económica, tecnológica y ambiental.


La Nueva Cultura del Agua cumple dos décadas de reflexión sobre alternativas a las políticas de agua dominantes en los dos países ibéricos, creando su propio ámbito de intervención a partir del reconocimiento de la necesidad de adoptar un enfoque que integre los valores en juego en la gestión del agua. El objetivo siempre ha sido mejorar nuestra relación con los ecosistemas acuáticos, facilitando una gestión más democrática y un uso más equitativo de este elemento vital que es el agua.


Los temas tratados en estos veinte años de Congreso Ibérico han incorporado tanto aquellos que centraban el debate social y político en torno al agua en cada momento, como también ideas y propuestas constructivas encaminadas a transformar conciencias y encontrar nuevas soluciones, con un énfasis especial en el contexto ibérico y europeo en el que se desarrolla nuestra labor. Este contexto está marcado hoy por las consecuencias de la crisis económica y política, y por la evidencia, cada vez más incontestable, de la desestabilización de los sistemas naturales que sostienen la vida en el planeta Tierra.


Las comunidades ibéricas en defensa de una Nueva Cultura del Agua se han movilizado durante estos años para reivindicar la defensa de nuestro patrimonio común. Así, han hecho frente a las distintas presiones sobre los ecosistemas acuáticos —los grandes trasvases que promueven consumos insostenibles en regiones con fuerte escasez hídrica; la construcción de grandes presas para satisfacer nuevos usos con la consiguiente amenaza a la conservación del patrimonio natural y cultural asociado a los ríos; la disminución de los regímenes de caudales ecológicos; la sobreexplotación de los recursos; o los episodios de contaminación de las aguas superficiales y subterráneas—, demandando una nueva forma de hacer política de aguas que tenga en cuenta las perspectivas e intereses de todos los actores sociales.

Durante dos décadas la FNCA ha contribuido a informar estos debates, apoyándose en el marco legal vigente para promover alternativas ecológica, ambiental y socialmente más sostenibles. En este sentido, el proceso de debate, aprobación e implementación de la Directiva Marco del Agua ha sido un hilo conductor de nuestras reflexiones y propuestas.


El X Congreso Ibérico de Gestión y Planificación del Agua se llevará a cabo en 2018 en Coimbra, Portugal, veinte años después del primer Congreso en Zaragoza. Desde la FNCA queremos celebrar este Congreso de una manera especial, congregando a la comunidad de sus fundadores y amigos,así como a todos aquellas personas que, en Portugal y España, buscan debatir los problemas del agua con el fin de transformar políticas y prácticas para asegurar la continuidad de los ecosistemas acuáticos y los flujos de vida asociados a los mismos.

En esta décima edición queremos hacer un balance de estos veinte años de intercambio continuado de ideas y experiencias,al tiempo que proyectar esta continuidad en soluciones que permitan defender la integridad ecológica y social del medio acuático, de sus territorios asociados y de las comunidades que los disfrutan.