El congreso ofrece dos visitas técnicas entre las que los congresistas tendrán que elegir una de ellas:

Visita técnica 1 - Paso para peces de la presa-puente de Coimbra, Dragado de la presa de la Albufeira - Puente de Coimbra y Estabilización de la margen derecha del río Mondego entre el Puente Santa Clara y la presa-puente de Coimbra.

[Punto de encuentro: Presa-puente de Coimbra; Inicio: 10h00; Duración prevista: 3h]

El paso para peces de la presa-puente de Coimbra, una estructura construida y gestionada por la Agencia de Medio Ambiente Portuguesa, está situada en el río Mondego, cerca de la ciudad de Coimbra. Inaugurada a finales de 2011, fue construida con el objetivo de facilitar la circulación de las especies piscícolas migrantes que pasan por el río Mondego, contribuyendo así a la conservación de las especies y a la rehabilitación de un tramo cuya continuidad fluvial estaba condicionada por la existencia de la presa. La actual estructura del Paso Para Peces (PPPeces o, en sus siglas lusas, PPPeixes) sustituyó el paso a peces original, considerado ineficaz y que databa de los años ochenta del siglo XX, fecha de la construcción de la presa así como de las demás obras de regularización del río en el sentido del curso del agua hacia Coimbra. Los resultados obtenidos hasta el momento permiten concluir que la actual PPP de Coimbra es una infraestructura polifacética, permitiendo la travesía de un gran número de especies. Tras dos años de monitorización continuo del paso de peces, se registró que más de 3.000.000 de peces habían utilizado de esta infraestructura.

La sedimentación del río Mondego, inmediatamente aguas arriba de la presa-puente de Coimbra, ha sido señalada como una de las causas de las inundaciones urbanas que se han registrado, como sucedió entre enero y febrero de 2016, en un episodio que provocó grandes daños. Los trabajos de desbroce en curso pretenden restablecer el lecho del río a unos niveles cercanos a los registrados en 1985, año de la construcción de la presa-puente de Coimbra. Esta intervención, a cargo del Ayuntamiento de Coimbra, es decisiva tanto para la calidad de la vida urbana de Coimbra como para la seguridad de su patrimonio y de sus habitantes. Se dragará un volumen de 700.000 metros cúbicos de arena, a lo largo de una longitud del río de 3,5 km, estando previsto su reaprovechamiento prioritario en la reconstrucción de las márgenes y en aquellas zonas del río con déficit de material sedimentario.

Visita técnica 2 - Aprovechamiento hidroagrícola del Bajo Mondego, incluyendo la observación de los sistemas de uso del suelo, de las obras de regularización fluvial, de los sistemas de riego y drenaje y de las infraestructuras hidráulicas presentes en el Río Mondego.

[Máximo 50 participantes. Desplazamiento en autobús de 50 plazas o en 2 autobuses de 25 plazas. Punto de encuentro: plaza Largo da Portagem; Inicio: 9h00; duración prevista: 4h30]

El río Mondego es el mayor curso de agua íntegramente portugués, con una longitud de 227 km y drenando una cuenca de 6.659 kilómetros cuadrados. El régimen hidrológico del río es extremadamente irregular, verificándose en condiciones naturales (es decir, sin las obras de regularización) caudales de estiaje inferiores a 1 m3/s y caudales de llenado superiores a los 3.000 m3/s; esta irregularidad condujo en el pasado a situaciones de escasez de agua así como a inundaciones frecuentes de los campos marginales al río, en su tramo aguas abajo de Coimbra (Bajo Mondego), con elevados daños.

La agricultura en los campos del Bajo Mondego es secular, con suelos de gran potencial productivo de origen aluvial donde el agua siempre mostró su sello distintivo: en las inundaciones, en el deficiente drenaje, en la salinización del suelo y en el abastecimiento de riego para garantizar la productividad de la producción de la tierra. Hasta la década de los ochenta, entre los problemas también se encontraban la fragmentación de la estructura agraria, la reducida dimensión de las explotaciones y la predominancia de sistemas monoculturales de primavera-verano.

Las obras de aprovechamiento hidráulico del Mondego y el Proyecto de desarrollo agrícola del Bajo Mondego, cuya implementación se desarrolló en gran parte a finales de la década de los setenta y principios de la década de los ochenta, permitieron solucionar los principales problemas en esta área agrícola, creando condiciones básicas para la modernización de la agricultura y la mejora del nivel socioeconómico de los agricultores. Las obras de regularización fluvial del río Mondego fueron primordiales, permitiendo simultáneamente la defensa frente a las inundaciones de los campos del Bajo Mondego, además del riego y de su drenaje. El Ministerio de Agricultura estableció como objetivo el aumento del 25% de la productividad agrícola en al menos el 80% del área beneficiada, a través de la implementación de un sistema de riego y de drenaje, a través igualmente de la reestructuración agraria, de la parcelación, de la modernización de la red viaria, de la reconversión cultural por la introducción de nuevas culturas y técnicas, y finalmente de la creación de una asociación de beneficiarios. Los principales cultivos agrícolas aguas arriba son el maíz, las hortalizas y los viveros; y aguas abajo, el arroz.